sábado, 13 de noviembre de 2010

¿Que pasó entre 1810 y 1816?

En Santafé un grupo de Criollos ilustrados que venían reuniéndose en tertulias y haciendo diferentes actividades revolucionarias como imprimir carteles, fue invitado por Camilo Torres al Observatorio Astronómico el 19 de julio en 1810, pero no para hablar de las ciencias sino para concretar los planes que harían que la gente común se uniera a la revolución. 
Su plan estaba preparado para coincidir con la recepción que le iban a hacer a Antonio Villavicencio, un representante del gobierno español que tenía buenos amigos entre los criollos. Sucedió según lo planeado que el viernes 20 de julio de 1810, un día de mercado a las 11 de la mañana, hubo un enfrentamiento entre los  Criollos Morales, Francisco, padre y sus hijos francisco y Antonio contra el español  José González Llorente, un europeo recién llegado dueño de un almacén en la esquina de la plaza. Le habían pedido un florero prestado para decorar la mesa de la recepción para Villavicencio. El español se negó y empezó a insultar a los americanos. Cuando dijo eso los Morales se abalanzaron en pelea contra Llorente. Mucha gente del pueblo se empezó a reunir, habían escuchado los insultos del español contra los americanos. “Mueran los chapetones (europeos recién llegados)”, “Viva Fernando VII y abajo el mal gobierno”, fueron unos de los dichos mas populares gritados por el pueblo ese año. En eso influyeron los estudiantes del colegio del Rosario y del San Bartolomé, que gritaban los dichos a todo pulmón. Don José Acevedo y Gómez , también conocido como el tribuno del pueblo, lanzó un grito de independencia que decía “Santafereños: Si perdéis estos momentos de efervescencia y calor, si dejáis escapar esta ocasión única y feliz…antes de doce horas seréis tratados como insurgentes; ved los calabozos, las cadenas y los grillos que os esperan”.  Lo importante no fueron los insultos ni el florero ni el chapetón, fue la unión de la gente, que logró el inicio de nuestra libertad. Entonces los “chisperos revolucionarios” liderados por el criollo José María Carbonell recorrieron todas las calles reuniendo al pueblo para tumbar el mal gobierno y exigir uno bueno. Al principio nunca se estaba buscando independencia si no autonomía. El virrey Antonio amar y Borbón aceptó la reunión y autorizó un cabildo extraordinario. El 20 de julio de 1810 a las 6 de la tarde se firmó el acta de independencia, donde el pueblo de la Nueva Granada sería el que gobernaría, pero, si alguna vez el rey Fernando Séptimo venía a reinar a América, sería el quien regiría directamente. Con la ayuda de “el tribuno del pueblo”, se conformó la junta suprema de gobierno de Santafé. El 15 de agosto metieron al virrey y a su esposa a la cárcel. La independencia absoluta sucedió el 11 de noviembre de 1811 cuando Cartagena declaró la independencia absoluta del gobierno español y después lo hicieron las provincias de Cundinamarca, Tunja y Antioquia. Pero la ciudad de Mompox ya lo había hecho el 6 de agosto de 1810. La diferencia del acta de independencia que se firmó en Mompox y la de Santafé, fue que la segunda aunque se declaraba independiente, no quería ser independiente de el rey Fernando Séptimo pero si del virrey y querían que los criollos pudieran tener el derecho de participar en el gobierno. En cambio Mompox no era leal rey y era un pueblo independiente.



La patria boba fue una época de indecisión política en donde los criollos después de lograr independizarse de España buscaban ponerse de acuerdo sobre cual era la mejor forma de gobernar la nueva nación entre 1810 y 1816. Las opciones eran el Federalismo, liderado por Camilo Torres y como modelo tenían el gobierno de los Estados Unidos, y el Centralismo que era liderado por Antonio Nariño. Los federalistas decían que había la necesidad de que cada provincia fuera independiente porque cada uno tenía diferentes necesidades, producción y unas culturas propias de la región. Los centralistas pensaban que era mejor regir desde la capital que era Santafé y que las necesidades tenían las mismas bases y que toda la nación debería estar unida con un solo presidente, además porque estar unidos era mejor para defenderse de un intento de reconquista. En la patria boba hubo 16 presidentes solo en 6 años porque cuando había un presidente de una provincia, los de las otras provincias lo tumbaban. Por eso hubo una guerra civil entre las diferentes ideologías entre los federalistas y los centralistas. Entre los enfrentamientos se recuerda que en un caserío que estaba en camino a Tunja, personas de los dos grupos se enfrentaron y una de las casas del lugar reconocida por las ventas de víveres que había terminó quemada el 2 de diciembre de 1812, en ese lugar  ganaron los federalistas hoy se le conoce como Venta Quemada. Después hubo otro combate pero esta vez los centralistas ganaron que fue el combate de San Victorino que tuvo lugar en la capital. Luego Cundinamarca que en ese tiempo estaba conformado por las provincias centralistas, y las provincias unidas de los federalistas hicieron las pases. Aunque ya varias provincias estaban independizadas, algunas personas aun eran fieles a su cultura española defendiendo sus tradiciones y el gobierno colonial. Las principales causas de esta patria boba fue la crisis económica, el regionalismo, el caudillismo y otra vez los enfrentamientos entre ellos federalistas y centralistas. Cuando Simón Bolívar llega a Cartagena en 1812 sometiendo a los centralistas a ser parte de las provincias unidas e hizo la capital de la nación santafé en 1815. Le llamaban la patria boba porque después de haber podido independizarse  a lugar de continuar con esos caminos para el bien hicieron una guerra civil entre ellos.

 Mientras que sucedía la patria boba, en España un general llamado Pablo Morillo había destronado al hermano de Napoleón, “pepe botellas”, del poder y lo regresó a Fernando Séptimo. España tenía la necesidad de volver a restaurar su imperio, el cual incluía las colonias de América. Fernando Séptimo al ver que Morillo le había devuelto su corona después de derrotar a Napoleón en la batalla de Trafalgar, decidió mandarlo a recuperar sus colonias que se habían independizado, para la reconquista. Además fue mas fácil para el “Pacificador” recuperar el poder en las provincias ya que como estaban en la patria boba no estaban tan unidos como nación.
www.fundacionjoseguillermocarrillo.com/ sitio/.  

En julio de 1815 la expedición pacificadora dirigida por Morillo, también conocido como el pacificador, llegó a Santa Marta y organizó la Reconquista de la Nueva granada con más de 10.000 soldados que habían llegado de España. El régimen del terror sucedió entre 1816 y 1819 invadiendo las ciudades por donde pasaba. El 26 de mayo 1816 Morillo llegó a Santafé donde los tribunales de la reconquista que eran los que apoyaban a Morillo y querían dar a muerte a todos los dirigentes patriotas que habían tomado parte en la revolución. Se restableció el Virreinato de la Nueva Granada y la Real Audiencia. Los virreyes fueron Francisco de Montalvo y Juan Sámano unificando los poderes civiles y militares. En el régimen del terror murieron la mayoría de los dirigentes granadinos también conocidos como Mártires de la patria. Fueron ejecutados en las plazas de los pueblos fusilados. Cada ciudad no estaba de acuerdo con la muerte de sus principales hombres y por todas partes se levantaba el patíbulo y se llenaban las cárceles. Ilustrados muy importantes fueron asesinados, como Caldas con la disculpa que daba Morillo “España no necesita sabios”.

Policarpa Salavarrieta, Mujeres, www.Youtube
Profesor Súper O Histórico - Capítulo 24


Las mujeres tuvieron un papel muy importante durante la Independencia de Colombia. Ellas participaron en las tertulias literarias, intervinieron en la sedición contra el gobierno español, colaboraron con las guerrillas y con el Ejército Libertador como correo, espías y divulgadoras de las ideas; entregaron a sus hijos para la guerra en el ejército patriota y, en la misma forma, acompañaron en numerosos casos a sus hombres en las campañas libertadoras.
El papel de las mujeres fue definitivo, no estuvieron en la primera línea de los nombramientos, pero fueron las que le pusieron el pecho a los cañones de Sámano e impidieron que las tropas les dispararan a los rebeldes, ellas merecen un gran monumento a las madres de la revolución.


Bibliografía
http://www.buenastareas.com/ensayos/20-De-Julio-De-1810/240984.html
"Historia básica de Colombia" e "Historia ilustrada de Colombia" por Javier Ocampo López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada